fbpx

[George]: Hola, niños, me llamo George, y estoy aquí hoy para contarles un cuento bonito, sobre un buenísimo pez que es muy distinto. Leeremos el primer libro en español de Books That Heal, una serie llena de libros positivos e inspiradores. Este libro se llama El Pez Arcoíris, escrito e ilustrado por Marcus Pfister. El Pez Arcoíris trata sobre un pez bonito que aprende la importancia de compartir con los demás. Y ahora, aquí está Lilli para presentarle a nuestro lector de hoy. Disfruta el libro.

♪ [música] ♪

[Lilli]: Gracias, Jorge. Estamos muy emocionados de compartir un libro en español contigo. El actor de hoy, Bill Drudge, leerá El Pez Arcoíris, ilustrado y escrito por Marcus Pfister. Si deseas escuchar el libro en inglés, busca la otra versión de esta historia en fun4thedisabled.com. Este libro se trata sobre un pez único con escamas brillantes. El Pez Arcoíris se da cuenta que compartir sus escamas lo hace feliz. Esperamos que este libro clásico lo inspire a ser menos egoísta. Vamos a leer.

[Bill Drudge]: El Pez Arcoíris por Marcus Pfister. Lejos, muy lejos, en altamar, vivía un pez, pero no era un pez cualquiera, no, era un pez más hermoso de todo el océano. Su traje de escamas brillaba con todos los colores del arcoíris. Los otros peces admiraban su brillante traje de escamas de colores y por eso lo llamaban Pez Arcoíris. Hola, Pez Arcoíris, ven a jugar con nosotros. Pero el Pez Arcoíris siempre se aislaba callado y orgulloso de su lado mostrando sus escamas brillantes. Un pececito azul nadó tras él. Pez Arcoíris, Pez Arcoíris, espérame. ¿Por qué no me das una de tus escamas brillantes? Son preciosas y como tú tienes tantas. ¿Regalarte yo a ti una de mis escamas? ¿Estás bromeando? Le gritó el Pez Arcoíris, anda, vete de aquí. El pececito se fue de allí asustado, estaba muy enojado y les habló a sus amigos de su encuentro con el Pez Arcoíris. Desde ese momento nadie quiso saber nada de él y le daban la espalda cuando pasaba a su lado. ¿De qué le servían ahora sus magníficas escamas brillantes si no había nadie que las admirara? Ahora el Pez Arcoíris era el pez más solitario de todo el océano. Un día fue a lamentarse a la estrella del mar, si soy tan hermoso ¿por qué no me quiere nadie? En una cueva, detrás de los arrecifes de coral vive un pulpo muy sabio que se llama Octopus, a lo mejor él puede ayudarte, le aconsejó la estrella del mar. El Pez Arcoíris encontró la cueva, todo estaba oscuro y era un poco tenebroso. Casi no podía ver nada, pero de repente descubrió dos ojos brillantes que lo miraban. Estaba esperándote -dijo Octopus con voz profunda- Las olas me contaron tu historia. Escucha mi consejo, regálale a cada pez una de tus escamas brillantes, así dejarás de ser el pez más bello del océano, pero a cambio de eso, volverás a ser feliz. Antes de que el Pez Arcoíris pudiera contestar, Octopus había desaparecido en una oscura nube de tinta. ¿Regalar yo mis escamas?, ¿mis bonitas escamas brillantes? Dijo el Pez Arcoíris horrorizado. ¡Jamás! No y no. ¿Cómo podría ser feliz sin ellas? En ese momento, notó junto a él un ligero aletazo. El pececito azul había vuelto. Pez Arcoíris, por favor, no te enojes, ¿No quieres darme una escama brillante pequeñita? El Pez Arcoíris dudó un instante. Supongo que no echaré de menos una escamita pequeña, pensó. Con mucho cuidado se arrancó de su traje la escama brillante más pequeña de todas. Mira, aquí tienes, te doy esta, pero ahora déjame en paz. Muchísimas gracias, contestó el pececito azul, loco de alegría. Qué bueno eres, Pez Arcoíris. De repente el Pez Arcoíris se sintió muy extraño, se quedó mirando un buen rato el pececito azul que nadaba en el agua de un lado para otro, feliz con su escama brillante. El pececito azul se deslizaba por el agua a toda velocidad con su escama brillante. No pasó mucho tiempo hasta que otros peces rodearon el Pez Arcoíris, todos querían una escama brillante y para sorpresa de todos, el Pez Arcoíris repartió sus escamas una detrás de una. Y cada vez se sentía más feliz con cada regalo. Cuanto más relucían en el agua, más disfrutaba él entre los otros peces. Al final, le quedó la única escama brillante, había regalado todas las demás y era feliz, más feliz que nunca. Ven, Pez Arcoíris, ven juega con nosotros, exclamaron los demás. Ya voy, respondió el Pez Arcoíris y se fue con otros peces muy feliz. El fin.

[Lilli]: Gracias por esa maravillosa lectura del libro. ¿Sabías que este libro tiene más de 25 años? Es una historia clásica con un mensaje importante. Se siente mejor compartir que ser egoísta. El Pez Arcoíris volvió a ser feliz después de regalar todas sus escamas porque se dio cuenta que los amigos son más importantes que la belleza. Esperamos que este libro inspire a compartir con otros. ¿Qué les pareció la historia? ¿Les gustaría ver más libros en español? Deja un comentario en el espacio abajo. Gracias una vez más, Bill Drudge, por leer el Pez Arcoíris. Si disfrutaste de este video, suscríbete a nuestro boletín y ver más lecturas de libros en nuestra página fun4thedisabled.com Gracias.

[George]: Gracias por ver el Pez Arcoíris, escrito e ilustrado por Marcus Pfister. Hola, niños, hoy nosotros hablamos de un pececito que aprendió que compartir es más importante que ser bonito. Recuerden, chicos, la amistad es más importante que la apariencia o el estado.

♪ [música] ♪

Share This